Por miedo al fracaso…

Yo… no puedo ser un fracaso. Designed by Freepik

A partir de esta semana, Mamá Educa contará con la colaboración de Yocelina Burgos, una mamá educadora en el hogar de cinco niños. Su columna semanal se titulará: Juntos es mejor y se publicará todos los jueves.

Por Yocelina Burgos

Crecí con la creencia de que todo es una competencia. Para poder ser “alguien”, tenía que tener buenas notas, comportarme bien, no dar problemas, ser cada vez mejor… y esto para demostrar a los demás que puedo ser mejor que ellos.

Yo… no puedo ser un fracaso. Todo esto me llevó a convertirme en una niña segura pero al mismo tiempo soberbia, calculadora y egoísta. Dirás qué exagerada, pero al crecer como hija única logré desarrollar la manipulación con todo el que me rodeaba. (Aclaro no todos los hijos únicos son así, aunque todavía no he conocido ninguno.) Ni te creas que estaba consciente de eso, todo esto lo descubro muchos años después.

Llega la adolescencia y con ello la rebeldía, bajar las notas, fracaso, no más piano, fracaso, no cooperar en la casa, fracaso… pero, me seguían complaciendo en todo. Voy a la universidad con 16 años, qué gran triunfo y creyendo que me comería el mundo y fue todo lo contrario. No pude lidiar con la realidad que me enfrenté, abandonando mis estudios luego de casi dos años… FRACASO. Comienzo a estudiar un curso técnico de fotografía, por estudiar algo. Me gustaba, me entretenía, al fin, algo que hacía bien. Lo terminé a medias porque empecé la universidad otra vez, papá enfermó de cáncer, mis responsabilidades cambiaron y nunca entregué el porftolio. Podríamos decir que es otro fracaso.

Llega la adolescencia y con ello la rebeldía. Designed by Jcomp

Al fin y al cabo seguí trabajando y estudiando, no porque tuviera metas, sino que ya era parte de la rutina. Luego de casarme sigo trabajando y estudiando. al final de mi primer embarazo dejo de estudiar y todavía me están esperando… fracaso.

Al pasar los años, lo que crecía en mí eran miedos, inseguridades, complejos… por miedo al fracaso. Llegué a un punto de mi vida que me quedé inamovible, no quería seguir tomando malas decisiones. No quería dar ningún paso, tengo el sello de fracasada, todo me saldrá mal. Cada proyecto pensado, cada proyecto empezado… incompleto… fracaso.

¿Qué me ha hecho moverme? La Palabra de Dios que es viva y eficaz, siendo testigo del Amor y la misericordia de Dios a través de mi historia, que el único que me ha amado y ama tal y como soy ha sido Él. Junto con el Espíritu Santo que me empuja, me guía, Él es la garantía de la vida eterna. Esto me ayudó a decidir dejar ser víctima de mis circunstancias y tomar responsabilidad de mis acciones aceptando lo que sucedió y aprender de ello. Muchos de mis fracasos fueron malas decisiones, impulsos de ira o guiados por miedo.

¿Qué me ha hecho moverme? La Palabra de Dios que es viva y eficaz. Designed by Rawpixel.com

Muchas veces me veo tentada a inmovilizarme otra vez, por no tener ganas, como dice Cynthia Martínez (creadora de My Barely Famous Life): “la motivación es efímera”. Tú no puedes basar tus metas en motivación porque nunca harás nada.

Tiendo a dejar que mis emociones me congelen, me detengan. Luego de varios años, sigo con mis guerras y combates, algunas ganadas, otras perdidas. El educar en el hogar es un reto diario para mí y ha sido de gran ayuda para salir de mi yo, invitándome al servicio. Quiero ser más racional para seguir identificando mis fuerzas y debilidades, soy consciente que no dejaré de cometer errores, más siendo madre de cinco hijos, no buscar la perfección sino el progreso. Viviendo el día a día con amor, alegría y agradecida de lo que tengo.

Basta de excusas y miedos, hay una frase que dice: “El fracaso es parte de la vida; si no fracasas, no aprendes y si no aprendes, no cambias”.

Yocelina Burgos, mamá educadora en el hogar y colaboradora de Mamá Educa (suministrada)

Estoy consciente que los miedos siempre estarán presentes, pero el llamado que siento de educar en el hogar, de capacitarme y compartir mis experiencias con otros es más fuerte.

Así que como parte de seguir rompiendo el miedo al fracaso, hoy comienzo una nueva aventura, escribir para Mamá Educa. Semanalmente estaré compartiendo mis experiencias e inquietudes como esposa, madre y educadora en el hogar.

Yocelina Burgos es mamá educadora en el hogar de cinco niños, amante de la fotografía y colaboradora de Mamá Educa.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

5 thoughts on “Por miedo al fracaso…”

%d bloggers like this: