La confianza en tu cuerpo: la clave para una lactancia exitosa

La confianza en ti y en tu cuerpo es la clave para una lactancia exitosa.

Cuando hablamos de una lactancia exitosa, muchos consejos se pueden leer y escuchar, pero el número uno en mi lista es tener confianza en nosotras mismas. Suena fácil ¿no? Sin embargo, no lo es, pues muchas mamás no logran ese apego al 100%.

Siempre que aconsejo a otras mamás que comienzan a lactar por primera vez, les cuento mi historia. Como muchos ya saben, mi último embarazo fue gemelar y las niñas fueron prematuras. A pesar de eso, logré lactarlas a tiempo completo, y nunca probaron una gota de fórmula. ¿Cómo lo logré? Confiando en mí misma y en mi cuerpo. Teniendo confianza en que mi cuerpo no me defraudaría. Y así fue, no me defraudó y él se encargó de alimentar a esos dos seres y darles la suficiente leche para que crecieran y de manera saludable. 

Tuve mis momentos de frustración. Sí. Tuve mis momentos de dudas. Claro. Tuve mis momentos de desesperación. Por supuesto. ¿Cómo los sobrepasé? Me decía a mí misma que todo iba a estar bien. Que todo pasaría. Que mi organismo y mi sistema se encargaría de producir la suficiente leche para esas dos personas que estaban demandando comida y de qué forma. 

Confía en tu cuerpo pues no te defraudará.

Aquellos minutos que desconfié de mi cuerpo

Les cuento un secreto. Uno de esos días en los que estaba lactando a mis chiquillas y se encontraban en una de las etapas de crecimiento, ellas lloraban mucho porque no ocurría la bajada de la leche en ese momento. Ellas estaban demandando más leche y tenían mucha hambre y en ese momento mi cuerpo no respondía. Me desesperé y preocupé. Les confieso que fue la única vez que desconfié y le dije a mi esposo que corriera a comprarme una fórmula pues no me estaba bajando la leche. Recuerdo cómo me puse muy nerviosa y les escribí a mis hermanas por texto. Ellas me comenzaron a dar consejos, mientras mi esposo salía a comprar la leche.

Sin embargo, respiré hondo, me calmé y me dije a mí misma. ¿Qué te pasa? Todo va a estar bien. Tu cuerpo no puede fallarte. Me relajé y a los minutos las niñas se calmaron y la leche había bajado. ¿Ven por qué les digo que la confianza es lo primero? La fórmula que compró mi esposo nunca se usó. 

Cuando tengas dudas sobre si puedes o no lactar a tu bebé, piensa en mí y en todo lo que pasé. Piensa en mi consejo número 1: confianza en ti misma. Esa es la clave y tendrás éxito. ¡Feliz Semana Mundial de la Lactancia Materna y qué viva la teta! (.)(.)

Por cierto, visita mi cuenta de Instagram para que veas un tierno video que publiqué lactando a una de mis chiquitas.

Lactando a mi primer bebé mientras mi esposo me alimentaba a mí. 😉

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

2 thoughts on “La confianza en tu cuerpo: la clave para una lactancia exitosa”

%d bloggers like this: