Prácticas que afectan la esencia de la educación en el hogar

La educación en el hogar puede afectarse con el exceso de actividades extracurriculares.

Cuando escogemos la educación en el hogar para nuestros hijos, lo hacemos por todos los beneficios que esto brinda al núcleo familiar, no solo a ellos. Luego de cinco años educando en el hogar he reflexionado sobre algunas prácticas que en alguna medida llegaron a afectar la esencia de nuestro homeschooling. 

El escenario principal de la educación en el hogar es precisamente el lugar donde vivimos y donde criamos a nuestros hijos, donde nos sentimos seguros, amados y felices. Escogemos educar en el hogar a nuestros hijos porque sabemos que en el hogar aprenderán libremente, sin presiones, sin obstáculos, sin acosos, sin miedos.

También reconocemos que la educación en el hogar se complementa y logra buenísimos resultados cuando incluimos actividades extracurriculares, excursiones educativas y visitas a áreas naturales, donde el aprendizaje es más interactivo.

En el hogar tenemos muchos escenarios para el aprendizaje.

Sin embargo, en ocasiones no logramos hacer un justo balance entre esas salidas y actividades afuera y la educación en el hogar. Nos vemos, a veces, muy cargados, drenados y estresados porque queremos cumplir con nuestra agenda pero no logramos lo que deseamos y nos hemos propuesto en el hogar. En ocasiones debemos hacer un alto y replantearnos cuántas de esas actividades son muy necesarias y cuáles podemos poner en espera o simplemente no continuar, para reorganizarnos.

En mi caso, esa reflexión me llevó a eliminar una buena parte de mi trabajo profesional que me estaba tomando demasiado tiempo preciado para el homeschooling, mi familia y el hogar. También tomé la decisión de salirme de uno de los grupos de apoyo, pues estaba en dos. También, comencé a reestructurar la manera como estoy educando a mis hijos, a hacer planes y a dedicarle más tiempo de calidad a nuestro hogar.

Siento que voy por buen camino y me gustaría compartir con ustedes esas actividades o prácticas que pueden llegar a desvituar nuestra travesía y aventura de educar en casa. Tomémonos el tiempo de analizar bien el trabajo que estamos haciendo y si estamos logrando lo que verdaderamente queremos para nuestros hijos y nuestra familia. A partir de eso, establezcamos cómo lo queremos hacer. ¿Queremos estar todo el tiempo en la calle para arriba y para abajo con nuestros hijos? ¿O queremos aprovechar al máximo nuestro tiempo en el hogar y esas salidas que complementan la educación? Yo me voy por la segunda. 

Prácticas que afectan la esencia de la educación en el hogar

1- exceso de actividades extracurriculares

2- participación en varios grupos de apoyo

3- trabajo a tiempo completo o parcial del educador en el hogar (aun siendo desde la casa)

4- muchas salidas semanales a excursiones o eventos

5- distracciones en el hogar, tanto a los niños como a los padres: visitas inesperadas, televisión, celulares, llamadas, falta de organización y planificación, etc.

Claro que este artículo es muy basado en mi experiencia y no tienes que estar de acuerdo conmigo en todo. Sin embargo, reconozco que muchas madres con las que he conversado, se sienten identificadas conmigo pues han tenido experiencias similares. ¿Cómo ha sido tu experiencia? Cómpartela conmigo aquí. 

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

4 thoughts on “Prácticas que afectan la esencia de la educación en el hogar”

%d bloggers like this: