Homeschool: la mejor decisión para educar a su hija con síndrome de Down

Muchas de las decisiones que tomamos en la crianza de nuestros hijos son guiadas por el corazón y ese instinto que tenemos como padres, sobre lo que es mejor para ellos. Coralis Rivera Andújar, una mamá educadora en el hogar desde hace dos años, puede dar testimonio de eso pues su hija, quien nació con el síndrome de Down (SD), ha tenido muchos logros en su desarrollo y aprendizaje desde que comenzó a recibir su educación en casa. 

Coral Delmar es una niña súper alegre y cariñosa. Tengo el privilegio de conocerla y compartir con ella periódicamente, pues participamos en el mismo grupo de apoyo. Estoy segura que muchas familias educadoras en el hogar se sentirán identificados y le sacarán provecho a la experiencia de estos padres. Coralis compartió conmigo un relato detallado sobre las vivencias con su hija, por lo que, para no obviar ningún detalle y honrando su esfuerzo, lo copiaré tal cual a continuación. 

Coral Delmar trabajando en su salón de homeschooling. Fotos suministradas

Por Coralis Rivera Andújar 

Saludos, mi nombre es Coralis Rivera Andújar y vivo en Arecibo, Puerto Rico. Llevo aproximadamente dos años educando en el hogar y antes de tomar la decisión de educar en el hogar a mi hija trabajé varios años en contabilidad. Mi hija tiene siete años de edad y nació con síndrome de Down. Luego fue diagnosticada con déficit de atención con hiperactividad e impulsividad (TDAH).

Originalmente pusimos a nuestra hija en un preescolar porque mi esposo quería que ella fuera expuesta a lo que todos los niños hacían y que el mundo aprendiera a convivir con personas con síndrome de Down. Aunque en mi corazón siempre estuvo presente el homeschooling, tomamos juntos la decisión ya que yo entendía la necesidad de que el mundo conviviera con los niños con síndrome de Down (inclusión) para que los conocieran mejor. Luego, por varias situaciones que pasaron, me di cuenta que para incluir a Coral en la sociedad no la tenía que exponer al sistema de educación que existe en Puerto Rico.

Yo quería obtener lo mejor de Coral sin afectar su autoestima y fue así como se reafirmó lo que me dictaba el corazón, y luego de dialogarlo con mi esposo tomamos la decisión de sacarla del preescolar y comenzar a educarla en el hogar. Luego de leer sobre las diferentes metodologías para educar y gracias a una amiga de la escuela superior que es mamá educadora en el hogar, mi esposo y yo entendimos que lo mejor para Coral era la filosofía Montessori y es la que trato de utilizar siempre con Coral. También leo sobre el síndrome de Down y el TDAH y utilizo algunas herramientas que ayuden a Coral y las integro a las guías Montessori; como por ejemplo el método de lectura global o troncoso, la tecnología, el juego simbólico, entre otros. A me gusta mucho Montessori y que es excelente para cualquier niño y aunque hago mis modificaciones para Coral, ha sido de mucho beneficio.

Coral ha tenido muchos logros académicos, emocionales y de autoestima.

Nuestros logros educando en el hogar para Coral han sido muchos: académicos, emocionales y de autoestima, de independencia y de conexión entre madre e hija. Puedo mencionar como logros alcanzados:

  • Comenzó a ir al baño sola, que en el preescolar con seis años todavía usaba pañal y de ninguna forma los quería dejar.
  • Se baña, lava sus dientes, se viste y come sola.
  • Viste su cama, pone su ropa en gancho.
  • Friega los utensilios de cocina que ensucia, limpia la mesa y barre el piso.
  • Habla en oraciones sencillas y entabla conversaciones con personas que antes no hacía.
  • Ya está leyendo
  • He podido conocerla mejor para darle instrucciones, esperar su ritmo, sus gustos para el aprendizaje, etc.
  • Entre muchas otras cosas

Mis mayores retos en la educación en el hogar han sido:

  • Modificar mi conducta y controlar mis impulsos y corajes.
  • Mantenerme estudiando y seguir las guías para llevarlas a cabo con Coral.
  • Preparar una estructura en las que pueda incluir también sus terapias y otras actividades para ayudar a Coral a entender lo que va a suceder en el día y fluya mejor.
  • Controlar a Coral cuando hacemos actividades fuera del hogar por su hiperactividad y su trastorno negativista desafiante que conlleva su condición de TDAH.
  • Y el reto mayor que es sacar tiempo para mamá.
La integración con la naturaleza es parte esencial de la educación de Coral.

En estos momentos pertenecemos a tres grupos de apoyo de familias que educan en el hogar que nos han ayudado mucho. Uno de ellos está compuesto por familias que utilizan la filosofía Montessori, en la cual he aprendido sobre Montessori y cuál material debo comprar y cuál no. También he tenido la oportunidad de comprar material Montessori de segunda mano y en buenas condiciones. Otro de los grupos es de familias cristianas de mi misma fe que mantienen firme mi fe de que el Señor nos guía y ayuda a llevar a cabo esta hermosa labor. Me uní al tercer grupo porque tengo mi certificación de homeschooler, aunque que nos es necesario, pero por si el Departamento de Educación especial me hiciera alguna investigación me aconsejaron que lo hiciera, y lo hice. En todos, Coral comparte y socializa con otros niños de diferentes edades.

Por el momento Coral toma terapias tres veces a la semana: dos ocupacionales, dos del habla y una sicológica, por lo cual es muy importante para mí establecer un horario para dejarme llevar. Las terapias ayudan a Coral a trabajar con otras personas a parte de mamá y a me ayudan a despejarme un poco al estar todo el tiempo en el hogar. Dos de ellas las acomodé al medio día para educar en la mañana y repasar en la tarde y una es por la tarde porque es grupal y hay que esperar que los niños salgan de la escuela. También Coral toma clases de ballet y está en el catecismo, que son actividades en las cuales comparte con otros niños. Además, tomaba clases de natación pero luego del huracán María se han visto interrumpidas. 

Coral es nuestra única hija así que teníamos un cuarto dormitorio disponible en el hogar el cual utilizamos para preparar el ambiente de estudio Montessori y también hicimos ajustes en otras partes de la casa.

¿Qué es el ambiente preparado Montessori?

El ambiente preparado es un espacio que ha sido organizado y pensado para el niño, con el fin de ayudarle aprender y crecer. Está preparado cuidadosamente por un adulto que participa en la vida y crecimiento del niño. El ambiente está diseñado para:

  • Coral estudia bajo la filosofía Montessori.

    Estimular el desarrollo del niño.

  • Satisfacer sus necesidades de autoconstrucción.
  • Revelar su personalidad y los patrones de crecimiento.
  • Tener todo lo que el niño necesite.
  • Carecer de obstáculos que impidan su crecimiento.

El ambiente debe ser limpio, atractivo y pacífico, donde el niño encuentre libertad de movimiento y que lo invite al aprendizaje, en el que todos los materiales y actividades satisfagan su curiosidad y la concentración. El niño necesita tener el material disponible creando así un proceso de aprendizaje eficaz.

Pero a la misma vez no debe estar sobre-estimulado en color, materiales y ruido. En lo posible, el niño debe tener disponibilidad a objetos reales para desarrollar la realidad basada en los procesos del pensamiento y el mobiliario debe ser adecuado al tamaño del niño.

Solamente después de que el niño ha aprendido a dominar su ambiente familiar, es cuando él está listo para comenzar los procesos más complicados del aprendizaje”. Dra. María Montessori

Cuando comencé mi búsqueda de información sobre educar en el hogar quise contar con la experiencia de alguna familia que lo hiciera con hijos con síndrome de Down y no conseguí ninguna, es por eso que abrí una página en Facebook que se llama: Mamá Guía con Amor Homeschooling Síndrome de Down en la que comparto nuestras experiencias para que otras familias como la mía y muchas otras vean que no somos madres perfectas pero con amor y con Dios como guía, haremos lo mejor por nuestros hijos y que nadie lo hará mejor que nosotras. Por una búsqueda que he realizado en internet he conocido familias que comenzarán a educar en el hogar a hijos con síndrome de Down y espero que mi página sea de bendición para ellas. También hay madres que aunque llevan a sus hijos a escuelas cogen algunas ideas para trabajarles en sus tiempos libres.

Este es el salón donde estudia Coral, uno diseñado para reforzar su aprendizaje y desarrollo.

¿Qué espero del homeschooling?

 

Espero con la ayuda de Dios guiar a Coral para que sea una persona independiente y trabajadora, que pueda hacer las cosas por  misma y no necesite de nadie para sentirse realizada. Académicamente quiero que aprenda todo lo que su condición le permita sin limitarla, sin compararla con nadie y exponerla al mundo de una forma sana y saludable para que el mundo entienda que lo hermoso en todas las creaciones del Señor es la DIVERSIDAD.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: