Siete beneficios de pasear en familia y hacer turismo interno 13 comments


Una de las cosas que más disfruto es pasear y hacer turismo interno con mi familia. Amo la naturaleza y el poder ver y descubrir cosas nuevas que me brinden experiencias únicas de aprendizaje. De mis padres aprendí el amor por el campo. Ahora que soy adulta y madre, intento compartir esas mismas memorias con mis hijos.

Pasear en familia provee muchos beneficios, entre ellos el aprendizaje y la sana recreación. En la foto se observa un paisaje de Utuado. (fotos por Marielisa Ortiz Berríos)

Nosotros no viajamos mucho al exterior. El último viaje que hicimos fue hace más de ocho años. Por motivos de presupuesto y prioridades hemos decidido aplazar los viajes, sin embargo, hacemos lo posible por conocer la Isla. Hace unas semanas visitamos el pueblo de Utuado. Aunque lo hemos visitado otras veces, en esta ocasión descubrimos nuevos paisajes tratando de llegar al Parque Ceremonial Indígena de Caguana. Tomamos otra ruta y para nuestra sorpresa nos maravillamos con las impresionantes vistas, las hermosas montañanas y colinas, áreas de pastoreo de ganado, cuerpos de agua, fincas y siembras. Fue una gran experiencia para todos. De vez en cuando vale la pena perderse buscando direcciones. 😉

Uno de los beneficios que provee hacer turismo interno es caminar y hacer ejercicios.

Me gustaría compartir algunos de los beneficios que nos proporciona el hacer turismo interno y pasear en familia:

Siete beneficios de pasear en familia

  1. contacto con la naturaleza – El adentrarse a la Isla nos permite tener contacto con la naturaleza y admirarla. En ocasiones, la rutina de la semana nos obliga a estar encerrados entre cuatro paredes y no nos ayuda a relacionarnos con la Madre Naturaleza. Muchos estudios confirman que la naturaleza nos proprociona un sinnúmero de beneficios para nuestra salud, tanto mental, física como espiritual. Es como una dosis de medicina natural para nuestro organismo.
  2. tiempo de calidad en familia – Pasear cada cierto tiempo junto a nuestra familia nos ayuda a compartir tiempo de calidad con los nuestros, lo cual proporciona lazos afectivos y de seguridad que nos brindan mucha alegría y paz, en especial a nuestros niños.

    Cuando compartimos y paseamos en familia creamos memorias.

  3. hacer ejercicio y caminar – Hacer turismo interno y visitar lugares es una buena oportunidad para ejercitar nuestro cuerpo y caminar. Para nuestros niños es de gran importancia brindarle este ejemplo pues apreciarán el disfrutar y divertirse sanamente sin la necesidad de utilizar equipos electrónicos, sino corriendo, caminando, observando, saltando, en medio de la naturaleza.
  4. desconexión de los equipos tecnológicos – Como mencioné en el beneficio anterior, poderse desconectar de los aparatos electrónicos es una gran necesidad hoy día, tanto para los niños como para los adultos. Quizás utilicemos los celulares o cámaras para tomar fotos pero con mucha seguridad, nos desconectamos de las redes sociales pues al tener a nuestra familia cerca y poder disfrutar de hermosos paisajes y diversas experiencias, hace totalmente innecesario el uso de estos equipos.

    Hacer turismo interno nos provee la oportunidad de conocer nuevos lugares y paisajes.

  5. aprendizaje – Pasear en familia y visitar lugares de interés turístico y cultural es toda una experiencia de aprendizaje, tanto para los chicos como para los grandes. Debo decir que es la mejor experiencia educativa pues aprendemos viendo y haciendo. Para los niños es la mejor oportunidad para aprender conceptos que leyeron en libros en casa, en la biblioteca o en la escuela. El vivirlos en vivo y a todo color les ayuda a recordar mejor y a interesarse mejor en el tema.
  6. recreación y esparcimiento – ¿Quién no necesita liberar su mente, recrear su cuerpo y elevar su espíritu? No es bueno trabajar en exceso pues a la larga podría traer consecuencias nefastas para nuestra salud. La recreación y esparcimiento son necesarios e importantes, tanto a nivel individual como familiar. El recrearnos nos ayuda a liberar el estrés y recargar baterías para volver a la carga laboral en la semana. Al recrearnos liberamos energía y ejercitamos diferentes músculos de nuestro cuerpo, incluyendo el de la sonrisa. 😉 

    Los niños – y adultos- aprenden mientras disfrutan y observan la naturaleza. Esta es una buena oportunidad para experimentar lo aprendido en los libros y clases.

  7. crear memorias – ¿No les dije que el pasear y compartir en familia crea las mejores memorias para siempre? Sí, claro que sí. Como les dije, recuerdo con gran cariño esos momentos en que salíamos a pasear con nuestros padres, cuando mis hermanos y yo éramos chiquitos. Gracias a Dios mis padres viven y gozan de salud y todavía podemos pasear con ellos, pero las experiencias que vivimos de pequeños nunca se olvidan. De esa forma, lo mismo quiero crear yo en mis hijos, gratas y hermosas memorias que nunca olviden.

¿Qué otros beneficios obtenemos al pasear en familia? ¿Acostumbras hacerlo? Comenta aquí. 

Comparte esta imagen en Pinterest.


Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

13 thoughts on “Siete beneficios de pasear en familia y hacer turismo interno