Cinco prácticas ecoamigables que educan a nuestros niños 12 comments


Por Gemarla Babilonia-Gaskin

Esta entrada es una colaboración especial para Mamá Educa. Visita The Mommy Elf y lee el artículo de Marielisa

La imagen más conocida de la ciudad de Nueva York es una de edificios de cemento, tráfico por todos lados y un mar de gente. Aunque esta imagen es ciertamente real en lo que es Manhattan, el centro de la ciudad, hay muchas formas de enseñarle a los niños cómo querer la naturaleza y aprovecharla al máximo.

1- Caminar: Una de las cosas mas importantes para nosotros es caminar mientras más podamos. Es algo que estimula el contacto con la naturaleza. En nuestras caminatas al colegio por la mañana y por la tarde buscamos pajaritos diferentes. No solo nos distraemos respirando aire más fresco y eliminando los contaminantes del automóvil, también aprendemos sobre las épocas del año. Siempre visitamos el mismo árbol y vemos cómo van cambiando sus hojas.

Caminar es una de las actividades que realizamos todos los días para estar en contacto con la naturaleza.

2- Acampar: Todos los veranos tratamos de salir de la ciudad e ir de “camping”. Así, no tan solo tenemos un contacto más directo con la naturaleza sino que también nos alejamos de la contaminación luminaria. Durante nuestra aventura de camping, siempre aprendemos a hacer fogatas diferentes, aprendemos sobre nudos, las estrellas y más caminatas.

Todos los veranos tratamos de salir de la ciudad para acampar.

3- Productos: Utilizamos bolsas reusables, pero el cambio más importante fue cambiar las loncheras y botellas de agua. Ahora sus loncheras son de aluminio y sus botellas de agua son de “stainless steel”. Aunque es una inversión al principio monetaria, ciertamente se convierte en una inversión para el futuro. Otros productos que hemos dejado de utilizar son los químicos de limpieza. Utilizamos vinagre para todo y aceites esenciales.

Utilizamos botellas y loncheras de “stainless steel”.

4- Plantas: durante el invierno es imposible sembrar afuera. Así que tenemos matitas adentro de la casa. ¿Qué mejor forma de purificar el aire que tener plantas dentro del hogar? Pero en el verano, ¡sí nos envolvemos en el patio!

En el verano nos envolvemos en el patio.

5- Agua de la pluma: Solo tomamos agua de la pluma. Mucha gente piensa que el agua de la pluma es mala, pero venden unos exámenes para el agua para poder ver los contaminantes que tiene. También pueden llamar a su municipio y pedir un estudio del agua. En nuestra ciudad el agua es una de las mas limpias en todos los Estados Unidos, así que aprovechamos el agua.

Aprovechamos los días de “camping” para hacer caminatas.

Hay muchas otras formas que tratamos de estar más conectados a nuestro medio ambiente. Aunque a veces la gente piensa que es imposible porque vivimos rodeados de tanta contaminación. Si algo es cierto, es que los niños aprenden de lo que ven. Si nosotros como adultos y padres les demostramos nuestro amor por el medioambiente, ellos también van a querer seguir nuestros pasos.

¿Como ustedes comparten su amor por la naturaleza con sus hijos?


Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

12 thoughts on “Cinco prácticas ecoamigables que educan a nuestros niños