El día que mi hijo me dio una gran enseñanza

Como padres y madres que somos, todos los días asumimos posturas de educadores hacia nuestros hijos, pues es nuestro deber. Somos responsables de guiarlos, enseñarles, llamarles la atención y educarlos para que aprendan a ser seres humanos respetuosos, amables, amorosos y de bien.

Sin embargo, en ocasiones, nuestros hijos también nos enseñan mucho a nosotros. De hecho, la paternidad y maternidad es una escuela para los padres pues nos hace madurar y experimentar nuevas emociones que nos cambian la vida para siempre.

fffff
Cuando un niño aprende bien una enseñanza, la practica y desea que todos hagan lo mismo. (foto por mí)

Luego de ser madre he experimentado y vivido muchas experiencias que me han enriquecido a nivel espiritual y emocional, y puedo decir que soy un mejor ser humano. Pero también debo asegurar que todavía me faltan muchísimas cosas por aprender, especialmente a través de mis hijos.

Cuando los niños aprenden bien una enseñanza, la practican y desean que todos hagan lo mismo. Incluso les recuerdan a sus padres que deben hacerlo porque es algo muy importante para ellos, pues así lo aprendieron. Por ejemplo, a mi niño le he enseñado la importancia de agradecer a Dios por los alimentos antes de comer. No obstante, en ocasiones, por el ajoro de vida y la rutina, se nos ha olvidado hacer ese acto de agradecimiento. Hace unos meses, mi niño me dijo que no le agradecimos a Dios por la comida antes de consumirla, por lo que le di la razón y comenzamos a orar. De más está decir la gran enseñanza que me dio mi hijo, y desde entonces trato de no olvidarme de agradecer a Dios por cada comida que vamos a comer. 

Debemos estar más aprestos a aprender de nuestros niños a través de sus acciones inocentes y puras, pues después de todo, son unas personitas privilegiadas en esta Tierra. ¿Cuál ha sido la mayor enseñanza que tus hijos te han dado? Me encantaría que la compartieras aquí. 

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

5 thoughts on “El día que mi hijo me dio una gran enseñanza”

%d bloggers like this: