Ocho acciones que nos ayudarán a cultivar la vida espiritual de nuestros niños

El que una planta crezca sana y fuerte dependerá del trato que le demos desde que fue sembrada. Así también son los niños. Ellos reaccionan al ambiente en el que se desarrollan y van respondiendo acorde a las herramientas de vida que reciben. Si bien algunos ya traen un “chip” integrado, su personalidad se va construyendo con los ejemplos y lecciones diarias.

En ocasiones nos empeñamos en que nuestros hijos aprendan a leer, escribir, sumar y restar. También nos esforzamos porque estén en deportes y coman alimentos sanos. Sin embargo, no menos importante es que fomentemos en ellos el desarrollo espiritual desde que son pequeños. Mas bien, de todas las anteriores es la principal pues es la base para que se formen como seres humanos de bien.

¿Cómo podemos cultivar la vida espiritual de nuestros niños?

Cultivar la vida espiritual de los más pequeños es un trabajo del día a día, prácticamente desde que se hacen y nacen. Como padres debemos estar conscientes de la necesidad de tener esa conexión con el Creador ya que así también se lo haremos entender a ellos. Es primordial hacerles comprender que aunque somos seres imperfectos, que todos los días cometemos errores, debemos trabajar en la construcción de esa armonía interior que nos traerá la paz y sanidad a nuestras vidas espirituales.

A continuación presento ocho acciones que podemos llevar a cabo con nuestros hijos para ayudarlos a cultivar su vida espiritual:

1- Hacer ejercicios de oración, reflexión y agradecimiento diarios, en la mañana y en la tarde.

2- Leer historias bíblicas, salmos y reflexiones diarias.

3- Cantar himnos o cánticos espirituales.

4- Visitar la iglesia o templo de nuestra predilección para vivir en comunidad experiencias que nos conecten con nuestro espíritu.

5- Participar de escuelas bíblicas o catequesis.

6- Fomentar en ellos el respeto, la caridad y la ayuda al prójimo.

7- Enseñarles a amar la naturaleza y a conservarla.

8- Recordarles todos los días esas enseñanzas para ponerlas en práctica, con ejemplos y vivencias.

Con mucha seguridad hay más obras que podemos realizar diariamente que nos ayudarán a promover un desarrollo espiritual en nuestros niños. Si te interesa puedes compartirlas aquí.

Mi niño durante una visita al Santuario de Schoenstatt "Magnificat" en Campo Alegre, Hatillo.
Mi niño durante una visita al Santuario de Schoenstatt “Magnificat” en Campo Alegre, Hatillo.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

11 thoughts on “Ocho acciones que nos ayudarán a cultivar la vida espiritual de nuestros niños”

%d bloggers like this: