Cómo es nuestro día como familia que educa en el hogar 8 comments


Luego de dos años y medio educando en el hogar, se me hace difícil pensar que nuestro panorama sea diferente. Cuando decidimos educar desde la casa, adquirimos un estilo de vida libre del estrés mañanero, del ajoro en la calle y de horarios estrictos en la escuela o trabajo. De hecho, ya hacía varios años que trabajaba desde casa por lo que no fue difícil tomar la decisión.

Sin embargo, contrario a lo que muchas personas piensan, la dinámica en nuestra casa como una familia que ha tomado las riendas de la educación de sus hijos, está llena de retos y lecciones diarias. Cada día trae su propio afán y trabajamos para enfrentarlo de la mejor manera posible. No es fácil, creo que para nadie lo es. De hecho, en ocasiones puede resultar abrumador, pero los resultados que se obtienen y las satisfacciones le hacen más peso a la balanza.

Mi niño trabajando en el patio con la compañía de sus hermanitas.

Mi niño trabajando en el patio con la compañía de sus hermanitas.

Dentro de la flexibilidad que otorga estudiar y trabajar desde casa, necesitamos tener una estructura. Si bien es difícil seguirla al pie de la letra, tomando en cuenta que tengo dos niñas pequeñas, hacemos lo posible por aprovechar el tiempo al máximo. En general, nuestro día a día es de la siguiente forma:

1- Rutina mañanera, preparar desayunos, desayunar, fregar, echar a la lavar alguna tanda de ropa, botar la basura, etc.

2- Lecturas del día y oración de la mañana

3- Comienzo del homeschooling

4- Un poco de ejercicio familiar (comenzamos recientemente a hacer yoga)

5- Esparcimiento en el patio para tomar sol (en ocasiones hacemos el homeschooling en el patio) y meriendas

6- Preparar el almuerzo, almorzar, fregar, hacer alguna tarea del hogar

7- Continuación del homeschooling

8- Siesta de niñas

9- Trabajo en la computadora y café

10- Tiempo para jugar de mi niño

11- Preparar la comida, comer, bañar a las niñas y rutina de la noche (en ocasiones aprovecho para trabajar luego que los niños duermen).

Observando la cotorra puertorriqueña durante una visita al Bosque Estatal de Río Abajo, localizado entre Utuado y Arecibo.

Observando la cotorra puertorriqueña durante una visita al Bosque Estatal de Río Abajo, localizado entre Utuado y Arecibo.

Esta rutina de trabajo puede variar los días que tenemos compromisos afuera, como prácticas de soccer, catequesis, reuniones, citas médicas, excursiones y otras actividades educativas. También puede haber días que el niño no tenga el mejor de los ánimos o incluso la maestra, por lo que se pueden hacer ciertos cambios. Los sábados por lo general aprovechamos para hacer cosas en la casa, diligencias en la calle y compartir en familia. Los domingos asistimos a la iglesia, salimos a pasear o visitamos algún familiar.

Es importante mencionar que el aprendizaje ocurre en cualquier momento, por lo que muchas veces los niños aprenden más jugando afuera, visitando museos o áreas naturales, compartiendo con la familia, etc. No necesitamos tener una estructura definida todos los días pues por eso mismo escogimos esta alternativa, por la libertad de aprendizaje. ¿Que si tengo que dar exámenes? No. ¿Que si tengo que reportar algo al Departamento de Educación? No. ¿Que si tengo que pedir algún tipo de permiso? No. Esto no es la escuela. Esta es nuestra casa y aprendemos a nuestro ritmo y en un entorno de armonía, paz y respeto. ¡Qué viva la educación en el hogar!

Si quieres conocer un poco más nuestro día a día como familia que educa en el hogar sígueme en Snapchat, donde comparto un poco nuestras experiencias familiares, educativas y laborales.


Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

8 thoughts on “Cómo es nuestro día como familia que educa en el hogar

  • Maybelline

    Me parece bien interesante. Nosotros anotamos al peque en la escuela publica para Kindergarten, todo iba genial hasta que nos mudamos y lo tuvimos que sacar de esa escuela y en la nueva estaba totalmente desmotivado y retrocedió un montón, así que desde entonces hemos estado hablando del tema y considerando hacer el cambio a homeschooling, pero aun estamos en eso… Gracias por compartir la estructura de tu día…

    Por cierto, ya mismo te estoy siguiendo por snapchat el mio es ► https://www.snapchat.com/add/naturalmentmama

    • mamáeduca Post author

      Gracias Maybelline. Para nosotros ha sido la mejor alternativa y nos encanta todo lo que podemos hacer. En ocasiones la rutina escolar es un tanto limitante, por lo que educar desde la casa brinda mayores libertades y posibilidades.

    • mamáeduca Post author

      Sí, la verdad que sí. Súmese el cumplir con el trabajo y todas las responsabilidades como ama de casa y mamá, pero al final del día se siente una gran satisfacción. También es un continuo aprendizaje para nosotros los padres pues esto es un “trial and error” constante.

  • Laura Rodriguez

    Wow, la verdad admiro mucho a los padres que toman las riendas de la educación académica de los niños. Y me parece perfecto que exista esta opción pero sé que no es para mí. Valoro mucho el trabajo de las maestras y creo que es una verdadera vocación que yo sé que no la tengo, además mis hijos necesitan terapias de diferentes tipos que la escuela provee. Toda mi admiración para tu nivel de organización! Aplausos para tí.

    • mamáeduca Post author

      Gracias Laura. Comprendo tu opinión y la respeto mucho. Para algunos padres es mucho mejor que sus niños estén en la escuela. Es una alternativa y existe para su aprovechamiento. De hecho, como comentas hay niños que requieren ciertas terapias que en las escuelas se las brindan con profesionales en el área. Gracias por tus palabras. Yo trato de hacer lo mejor posible cada día, pero no soy perfecta. Todos los días cometo errores y todos los días trato de ser mejor, pero aun así el educar desde casa es la mejor opción para nosotros como familia.