Retos y lecciones en la crianza de múltiples


Ser padres de gemelos fue una posibilidad que mi esposo y yo conversamos varias veces. Quién diría, pues el 16 de marzo de 2014 se hizo realidad. Cuando me enteré que tenía dos creaturas en mi vientre no paré de temblar durante 20 minutos. Fue una gran impresión, pero a la misma vez una inmensa alegría. Todavía hoy las miro y sigo admirando esta hermosa realidad y doble bendición de Dios. Sin embargo, debo admitir que la crianza de múltiples está llena de muchos retos y lecciones diarias.

Lo primero y bastante obvio es que todo tiene que ser doble: dos baños, dos desayunos, almuerzos y comidas, dos cambios de pañales, dos niñas para dormir, cuando lactaba a las dos (dos niñas para lactar), dos niñas para jugar, etc., etc., etc. En ocasiones puede resultar abrumador y cansón, sí, no hay duda. Súmese la atención que requiere el niño mayor, la escuela en casa, el trabajo del hogar y mis labores profesionales. Así que todo es doble, pero así también es la satisfacción. No puedo negar que me encanta ser mamá de múltiples y me lo disfruto mucho. No me canso de darle gracias a Dios por eso.

Mis niñas en la Hacienda La Esperanza, en Manatí.

Mis niñas en la Hacienda La Esperanza, en Manatí.

¿Cómo logro organizarme para hacer todo lo que hago? No sé. La verdad que no sé si estoy organizada, pero al menos trato y busco la manera todos los días de mejorar y encaminarme a ser mejor mamá, esposa, ama de casa y profesional, pero que todas estas tareas no me desgasten y pueda tener fuerzas y salud todos los días. Me siento bien contenta de poder dedicarme a mi familia y también hacer las cosas que me gustan. Eso sí, he aprendido que debo establecer prioridades cada día, para así no afectar mi salud y mejor desempeño. También aprendí que si me siento cansada o abrumada, debo salir afuera a tomar aire y cambiar el entorno y la rutina, pues soy de carne y hueso, no una máquina.

Ya pronto mis niñas cumplen sus primeros dos años, tiempo de grandes experiencias y alegrías. Siento que he crecido como ser humano, pero que todavía me falta mucho por aprender porque la vida es una gran escuela en la que el amor es su principal lección. ¿Y tú, crías múltiples? ¿Cómo haces para organizarte y ser eficiente en tus tareas? Comparte tus impresiones aquí.

Mis niñas jugando en el patio de nuestra casa.

Mis niñas jugando en el patio de nuestra casa.

 

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *