¿Compartir o no compartir nuestra vida en las redes sociales?

No puedo negar que me encantan las redes sociales. Tengo cuentas en varias de ellas: Facebook, Twitter, Google +, LinkedIn, Pinterest, Instagram y YouTube. Recientemente abrí cuentas en Vine y Periscope. Además, me fascinan los blogs y uso mucho el correo electrónico. ¿Pero qué uso le doy a las redes sociales? A pesar que las uso con frecuencia, tengo que admitir que soy bastante escéptica para compartir mi vida privada en ellas. El uso que le doy a cada uno de los perfiles es mayormente para compartir contenido que publico en mis páginas webs y blogs, anunciar eventos y proyectos, compartir fotografías de naturaleza y republicar noticias y artículos de otras páginas y blogs. A nivel profesional les saco mucho provecho.

Aunque no puedo negar que he publicado fotos mías o de mi familia, estas son las mínimas. También una que otra vez he escrito comentarios personales, pero con la idea de enviar un mensaje educativo o informativo, no para insultar o quejarme. También suelo publicar fotos o notas refrescantes que me interesa compartir con mis contactos.

Página de Facebook de este blog.
Página de Facebook de este blog.

La pregunta es: ¿Es correcto compartir nuestra vida privada en las redes sociales? ¿Está bien publicar constantemente fotos privadas, de nuestra casa, nuestros hijos, familia, mascotas, selfies y actividades cotidianas? La verdad que no tengo una respuesta contundente a esa pregunta. Hace unos días, mis hermanos y yo comenzamos una conversación vía Whatsapp sobre precisamente esta tendencia, particularmente en Facebook. Constantemente vemos como las personas publican su vida y milagros en las redes sociales, sin poder entender bien cuál es el propósito. Tuvimos una interesante conversación en donde al final la conclusión que compartimos fue que el publicar o no fotos privadas, sobre asuntos personales o íntimos, tendrá un efecto negativo o positivo dependiendo de la razón de la publicación. Si publicamos la foto o el comentario por el mero hecho de que las personas te comenten, le den un like o compartan en su muro, el efecto no será el mismo versus si fuera publicado de manera profesional con un mensaje educativo o informativo.

Página de Twitter de este blog.
Página de Twitter de este blog.

Durante nuestra conservación por mensajes de texto, comentamos que aunque a veces no logramos entender el por qué de ciertas publicaciones, tampoco encontramos una razón categórica y contundente para oponernos a ella. La razón será para cada cual una personal y dependerá de nuestros gustos, formas de ser, convicciones y estilos de vida. Pero de lo que sí estoy segura es que no me interesa utilizar los medios sociales para presentar mi vida privada a diestra y siniestra. Veo las redes sociales como canales de comunicación, información y educación y su utilización debe ser equilibrada, tomando en cuenta que lo que publicamos será captado, visto y leído por muchas personas.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Sueles compartir tu vida privada en las redes sociales o eres más comedido (a)? ¿Usas los medios sociales como herramienta profesional, personal o ambas? Te invito a comentar aquí.

(imagen destacada por reynermedia, Flickr, Creative Commons)

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

3 thoughts on “¿Compartir o no compartir nuestra vida en las redes sociales?”

%d bloggers like this: