No a la reglamentación del “homeschooling” en Puerto Rico 4 comments


Niños y jóvenes educados en el hogar durante una excursión educativa en la Vaquería Farallón, en Cayey. (foto suministrada por Casa Escuela)

Niños y jóvenes educados en el hogar durante una excursión educativa en la Vaquería Farallón, en Cayey. (foto suministrada por Casa Escuela)

El Senado de Puerto Rico se encuentra evaluando una medida, de la autoría del senador Cirilo Tirado Rivera, que pretende reglamentar la educación en el hogar, comúnmente conocida como “homeschooling”. La educación en el hogar en Puerto Rico está amparada por la sección 5, artículo 2 de nuestra Constitución. A continuación el texto explicativo:

“Toda persona tiene derecho a una educación que propenda al pleno desarrollo de su personalidad y al fortalecimiento del respeto de los derechos del hombre y de las libertades fundamentales. Habrá un sistema de instrucción pública el cual será libre y enteramente no sectario. La enseñanza será gratuita en la escuela primaria y secundaria y, hasta donde las facilidades del Estado lo permitan, se hará obligatoria para la escuela primaria. La asistencia obligatoria a las escuelas públicas primarias, hasta donde las facilidades del Estado lo permitan, según se dispone en la presente, no se interpretará como aplicable a aquellos que reciban instrucción primaria en escuelas establecidas bajo auspicios no gubernamentales. No se utilizará propiedad ni fondos públicos para el sostenimiento de escuelas o instituciones educativas que no sean las del Estado. Nada de lo contenido en esta disposición impedirá que el Estado pueda prestar a cualquier niño servicios no educativos establecidos por ley para protección o bienestar de la niñez.”

Acorde a Rocío López Venegas, directora del grupo de apoyo Casa Escuela, “cualquier reglamentación sobre esta disposición es un atentado en contra del derecho constitucional de cada ciudadano a educar libremente a sus hijos, especialmente en el hogar. La educación en el hogar es la que mejor y de manera más directa propende el desarrollo de los individuos, la manera más fundamental y natural de formación del ser humano, utilizada por siglos antes de la invención del sistema actual y la que mejor educa a nuestros hijos”.

Nosotros los padres y madres educadores en el hogar realizamos una labor legal, responsable y ética. Trabajamos día a día con un gran compromiso dirigido hacia la educación de nuestros hijos y el mejor desarrollo de nuestras familias. Educamos a nuestros estudiantes utilizando material adecuado para cada etapa del aprendizaje, complementado con experiencias fuera del hogar donde interactúan con niños, jóvenes y adultos.

Los padres educadores en el hogar tenemos un gran compromiso con la educación y el aprendizaje. Nos interesa mucho la unión familiar y el desarrollo integral de cada uno de sus miembros. Hemos seleccionado esta alternativa educativa pues entendemos que tanto el sistema educativo público como el privado no cumplen con las expectativas para nuestros hijos.

Dile no al proyecto del Senado #793.

Dile no al proyecto del Senado #793.

Según la misma medida, por años, los estudiantes educados en el hogar han demostrado sobresalir en las pruebas sobre lectura, lenguaje, matemáticas, ciencia, estudios sociales y otras áreas. Estos estudiantes han demostrado superar a los estudiantes de escuela pública por sobre 30%.

Nuestra experiencia educando en el hogar ha sido maravillosa. Es un gran reto diario, pero sabemos que los beneficios que obtenemos son mayores que si estuvieran en una escuela pública o privada, por lo que se asume con gran dedicación. Mi niño aprende a su ritmo. Mi niño lee a cualquier hora. Mi niño trabaja con libertad las materias que más le gustan y llaman la atención. En nuestro periodo de estudios distribuimos el tiempo de la manera más conveniente para nosotros y lo complementamos con juegos, descanso, ejercicios y actividades extracurriculares. Mi niño aprende en un entorno de armonía, amor y respeto. En nuestra casa-escuela todos aprendemos.

¿Entonces cuál es el verdadero fin detrás de este proyecto de ley? ¿Cuál es la necesidad de reglamentar una labor que se ha realizado durante siglos? La escuela no es ni debe ser el único lugar donde una persona aprenda. De hecho, no es el mejor lugar para aprender. La escuela es un edificio, pero el aprendizaje es en cualquier lugar.

Si lo que desean es obtener números y estadísticas acerca de la cantidad de familias educadoras en el hogar, pues los invito a realizar un censo o encuesta. Pero no pretendan supervisar mi labor como maestra de mis hijos, si al momento no han demostrado supervisar de manera efectiva a los cientos de maestros de las escuelas públicas.

Me reafirmo: ¡No al proyecto del Senado #793!

Los invito a hacerse eco de esta oposición firmando una petición que se puede acceder en el siguiente enlace:

http://www.petitions24.com/no_al_ps_793_para_reglamentar_el_homeschooling_en_pr.


Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

4 thoughts on “No a la reglamentación del “homeschooling” en Puerto Rico

  • Lezeidaris (sermadrepr)

    Yo estoy ahora en pleno proceso de educar a mi niño de 4 años en casa y es una tarea que disfruto mucho. Solo espero que el resultado final de esta medida, si es que se aprueba, sea única y exclusivamente para el beneficio de los niños.

  • marielisaob2014

    Confiemos que no sea aprobada. En todo caso, yo como madre educadora en el hogar, estaría dispuesta a llenar algún cuestionario o sondeo para fines de estadísticas sobre la educación en el hogar en Puerto Rico. Pero el fin y la forma como está redactada la medida, no es cónsona con la Constitución de Puerto Rico.

  • Zelma @ YoSoyMami.com

    Yo todavía no entiendo qué es lo que pretende lograr este proyecto. La educación libre de los niños se debe respetar, y la decisión de cómo y dónde educar a los hijos debe recaer 100% en los padres, no en el gobierno. He dicho!! 🙂