Un 2014 de grandes emociones y un 2015 de muchos proyectos


Mis bebés en su área de juegos.

Mis bebés en su área de juegos.

El año 2014 fue uno muy especial para mí y mi familia. Fue uno de grandes emociones y bendiciones, ya que me convertí en madre por segunda y tercera vez de dos preciosuras. Ambas estuvieron hospitalizadas por varias semanas y fue un tiempo de mucho estrés y angustia, pero a la misma vez de mucha fe en Dios y unión familiar. Han sido unos meses de muchos sacrificios, cansancios, desvelos y de gran aprendizaje para todos. Cuidar un bebé no es fácil, así que dos (más un niño de cinco educado en el hogar) ha sido bien agotador, pero al mismo tiempo gratificante. Si antes con un solo niño había tomado la decisión de trabajar desde el hogar para cuidarlo yo misma, ahora con las niñas ha sido una entrega más fuerte a mi rol de madre, por toda la responsabilidad que conlleva el criar tres.

Todo el que es madre o padre de múltiples (dos niños o más nacidos de un mismo embarazo), sabe a lo que me refiero. Es un trabajo que requiere de mucho esfuerzo y ayuda de la familia. El apoyo de mis padres, hermanos y esposo ha sido muy importante.

Un balance entre mi profesión y mi rol como madre, esposa y ama de casa

Los primeros meses de vida de mis hijas tuve que ponerle pausa a mi rol como profesional, ya que mi tiempo era solo para ellas y mi hijo. Si bien me encanta dedicarme a mi familia a tiempo completo, mi vena profesional siempre la tengo bien latente. Por eso, como ellas ya están más grandecitas y duritas, decidí retomar mis proyectos con la Revista Atabey el pasado mes de agosto y abrir este blog, Aprendemos en familia (ahora Mamá Educa). A través de estos blogs puedo mantenerme activa en mi profesión como comunicadora, editora y redactora. Debo decir que me encanta todo esto de los medios sociales (blogs, redes sociales y correo electrónico), como medio para educar e informar, y para crecer profesionalmente.

Así que el 2014 fue un año de grandes noticias y experiencias a nivel personal. Fue un año inolvidable. Ahora en el 2015 me propongo desarrollar más fuertemente mi carrera como blogger y creadora de contenido con mis dos blogs, para de esta forma poder auscultar nuevas oportunidades que puedan conllevar también la generación de ingresos y así aportar a la economía familiar. Mi trabajo como bloguera y creadora de contenido me permitirá trabajar desde el hogar, salvo cuando tenga que participar de algunas reuniones, actividades y networking, y a la misma vez cuidar a mis tres hijos y brindarle clases (homeschool) a mi niño mayor que ya entra en su segundo semestre de estudios. Mucho trabajo y muchos planes, pero siempre con Dios por delante.

¿Y tú cómo dejaste el 2014 y cómo enfrentas el 2015? Te invito a comentar aquí.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *