Diez razones (y más) por las que escogí educar a mi hijo en el hogar 2 comments


Prácticamente desde que nació mi hijo me planteé la idea de educarlo en casa. Había conocido a algunas personas que les brindaban educación a sus hijos y me llamaba la atención. Era una gran inquietud para mí. Aunque cursé mis doce años escolares en escuelas públicas en Bayamón, soy partidaria de una educación diferente e individualizada. Una educación que vaya a la par con la capacidad de aprendizaje de cada niño en un entorno de armonía, respeto y amor.

Cuando le hablé a mi esposo sobre la idea, él también se interesó, pero todavía faltaban varios años para que mi niño comenzara oficialmente la escuela, así que fundamentalmente el tema se quedaba en conversaciones y nada más. Sin embargo, por mi parte continué buscando información acerca del homeschooling y cada día me interesaba más. Cada lectura me reafirmaba más mi interés.

Mi niño trabajando en el patio con la compañía de sus hermanitas.

Mi niño trabajando en el patio con la compañía de sus hermanitas.

Fueron pasando los años y aunque en teoría ya estábamos educando en el hogar a nuestro hijo, continuábamos planteándonos si matricularlo en la escuela o seguir en casa. Estas interrogantes surgen también por la presión social sobre la idea de que un niño necesita ir a una escuela para ser educado correctamente. No obstante, al cumplir sus cuatro añitos decidimos matricularlo en un colegio. No puedo negar la gran felicidad que tenía mi niño al comenzar la escuelita. Yo realmente tenía sentimientos encontrados, pues quizás podía tener más tiempo para trabajar (trabajo de manera independiente), pero a la misma vez todos los días me quedaba con una gran inquietud de si estaba haciendo lo correcto o no.

Mi niño solo estuvo cuatro meses, no más. Decidimos darlo de baja del colegio debido a varias situaciones con la administración que nos incomodaron. Esto nos reafirmó a dar el paso de educarlo en casa. Durante los siguientes meses continué impartiéndole las clases a mi hijo de manera un poco informal, ya que él solo tenía cuatro años y yo recién comenzaba un embarazo gemelar. Además, a esa edad los niños aprenden más con juegos y elementos visuales.

yyy

Educar en casa nos permite incorporar una serie de actividades, talleres y recursos educativos que enriquecen el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Al día de hoy, ya mi niño cumplió sus cinco años y comenzó oficialmente su homeschooling en kínder. Comenzamos a trabajar un currículo bastante tradicional con libros de texto de lenguaje (inglés y español) y matemática, pero también incorporando unidades de estudio, naturaleza y un poco de unschooling. Mi niño va aprendiendo a su ritmo y trabajamos según nuestra agenda diaria nos lo permite (tomando en consideración que tengo dos bebés de seis meses). Solo llevamos un mes de manera oficial (más los meses anteriores de manera informal) y he visto los grandes avances en el aprendizaje y desarrollo del pequeño. Es un aprendizaje integral, independiente y autodidacta. A la vez, nos brinda la oportunidad de educarlo en un entorno de valores y respeto a los demás. ¿Fácil? No, no lo es. Ya que cada niño viene con su propia personalidad y carácter, pero de eso se trata, de ir día a día, motivándonos y cumpliendo una meta diaria.

¿Por qué escogí educar a mi niño en el hogar? A continuación diez razones:

  • Porque los padres tenemos el deber de educar a nuestros hijos.
  • Porque la escuela (institución) es solo una herramienta o ayuda en la educación, pero no es la única vía.
  • Porque la educación es en cualquier lugar, mientras que la escuela es un edificio.
  • Porque le permite a mi hijo aprender a su ritmo de una manera integral.
  • Porque le brinda más oportunidades de socialización (con niños, jóvenes y adultos) y de actividades extracurriculares a mi niño, y a nosotros su padres, contrario a lo que se piensa generalmente.
  • Porque la educación pública y privada en Puerto Rico tiene muchas deficiencias.
  • Porque es un gran ahorro para la familia.
  • Porque nos permite compartir más como familia y reafirmarnos en nuestros valores.
  • Porque nos permite incorporar una serie de actividades, talleres y recursos educativos que enriquecen el proceso de enseñanza-aprendizaje.
  • Porque a mi niño le encanta y a nosotros también.

Si eres padre o madre educador en el hogar y deseas compartir tus experiencias, te invito a comentar en este artículo. ¡Gracias por leer!


Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

2 thoughts on “Diez razones (y más) por las que escogí educar a mi hijo en el hogar